Tinta invisible

Ayer estuve pensando en Malevitch y se me ocurrió que podría inventar tinta invisible. Por la noche he estado trabajando en el laboratorio y finalmente lo he conseguido. Es una tinta blanca que apenas se distingue del color de la hoja. Ahora mismo la estoy usando por primera vez para transcribir el cuento en el que he estado trabajando esta mañana. El cuento, la verdad, no dura mucho. Es un cuento muy, muy corto, concentrado... Lo tienen aquí, debajo... 
Había una vez un hombre